Francisco: Una Iglesia sin muros, sin cadenas, que se levanta y mira más allá

The testimony of the apostles Pedro and Pablo who, before persecution, imprisonment and death, rose up and fought in their mission to carry the Gospel of Jesus Christ centered the homily of the Pope in the celebration of the solemnity of the patrons of Rome and de la tradicional bendición de los palios que serán impuestos a los archobispos metropolitanos nombrados en el transcurso de este año.

Vatican News

The rite of blessing of the palios that will be given to the 44 metropolitan archbishops named in the course of the year, many of them present this morning in the Vatican Basilica, opened the suggestive celebration of the Solemnity of the Apostles Pedro and Pablo, presided over by el Pope Francisco. Presentados al Pontífice por el cardinal protoiácono James Michael Harvey y tras la formula de juramento recited por cada metropolitano, dio inicio la celebration eucarística que como cada año contó con la presencia de una delegación del Patriarchado Ecuménico de Constantinople.

Las dos primeras lecturas tomadas de los Chos de los Apóstoles que dan testimonio de Pedro y Pablo inspired the words of Francisco to highlight the attitude of both apostles before persecution, prison and death. En primer lugar, Pedro que, arrojado a la cárcel por Herodes, es despertado por un ángel que lo conmina a levantarse rápido para liberarlo. Luego, Pablo que resume su vida y su misión como un “buen combate”. Dos aspectos, levantarse rápido y pelear el buen combate, que a decir del Pontífice, pueden ayudar a las comunidades cristianas a adborar el proceso synodal en curso.

Vista de celebration eucarística en la solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo




Vista de celebration eucarística en la solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo

Travesar el umbral de las puertas cerradas

El despertar de Pedro y levantarse – explained the Pontiff – evokes Easter, ese resurgir, salir a la luz y “dejarse conducir por el Señor para traversar el umbral de todas las puertas closedas”, una imagen significativa para la Iglesia y para cada discípulo y comunidad cristiana que están llamados a levantarse rapidamente para “entrar en el dynamismo de la resurrección” y dejarse “guiar por el Señor en los caminos que Él quiere mostarnos”.

“A veces, como Iglesia, nos abruma la pereza y preferimos quedarnos sentados a contemplar las pocas cosas seguras que possessemos, en lugar de levantarnos para dirigir nuestra mirada hacia nuevos horizontes, hacia el mar abierto. A menudo estamos encadenados como Pedro en la prisión de la costumbre, asustados por los cambios y atados a la cadena de nuestras tradiciones. Pero de este modo nos slidezamos hacia la mediocridad espiritual, corremos el risego de “solo treatar de relglarnoslas” includo en la vida pastoral, el enthusias por la misión diminuje y, en lugar de ser un signo de vitalidad y creativati, acabamos dando una impressiona de tibieza e inertia”.

Procession of the entrance of the metropolitan archbishops and members of the Roman Curia at the beginning of the Holy Mass




Procession of the entrance of the metropolitan archbishops and members of the Roman Curia at the beginning of the Holy Mass

Una fe sin formalismos, una iglesia libre y humilde

El Santo Padre recurre al pensamiento del padre de Lubac quien questantaba que esa pereza e inercia hacía que la fe cayera “en el formalismo y la costumbre, en una religión de ceremonias y devociones, de ornamentos, de “clerical cristianismo, formalista, apagado y hardened De alli el llamado de Francisco a hacer del Sínodo el impulso para una Iglesia que se levanta

“El Sínodo que estamos celebrando nos llama a convertirnos en una Iglesia que se levanta, que no se encierra en sí misma, sino que es capaz de mirar más allá, de salir de sus propias prisiones al encuentro del mundo. Una Iglesia sin cadenas y sin muros, en la que todos puedan sentirse acogidos y companados, en la que se cultiva el arte de la escucha, del dialogo, de la participation, bajo la única autoridad del Espíritu Santo. Una Iglesia libre y humilde, que ‘se levanta rápido’, que no posterga, que no acumula retrasos ante los desafíos del ahora, que no se detiene en los recintos sagrados, sino que se deja animar por la pasión del anuncio del Evangelio y el deseo de llegar a todos y de acoger a todos”.

Un “todos” que para el Papa, como repitió varias veces, significa que “trae a todos, ciegos, sordos, cojos, enfermos y pecadores”, porque “hay lugar para todos en la Iglesia”. Una Iglesia de “puertas abiertas” que son serva para “desechar a la gente, para condenar a la gente”. Y como uno de los archobispos metropolitanos le comentó ayer al Pontífice: “Before la Iglesia no es el tiempo de las despedidas, es el tiempo de la cogida”.

La Iglesia synodal significa que todos participan

Hablando de Pablo, quien describía su vida como “un buen combate” por las “innumerable situations, a veces marcadas por la persecución y el sufrimiento, en las que no escatimó efforts before annunciar del Evangelio de Jesús”, the Holy Father warned that muchos no están disposados ​​a acoger a Jesús y prefieren “ir tras sus propios intereses y otros maestro”. Recordó entonces que Pablo en su batalla pide a la comunidad ya cada uno que continúe su labor con la vigilance, el anuncio, la enseñanza.

“Y aquí me vienen en mente dos preguntas. La primera es, ¿que puedo hacer por la Iglesia? No quejarnos de la Iglesia, sino comprometernos con la Iglesia. Participate with passion and humility. Con pasión, porque no debemos perermanas comos espectadores pasivos; con humildad, porque participar en la comunidad nunca debe significar occupar el centro del escenario, sentirnos mejores que los demás e impedir que se acerquen. Iglesia synodal significa que todos participan, ninguno en el lugar de los otros o por encima de los demás“.

El “buen combate” del que habla Pablo para Francisco es una battle “because the announcement of the Gospel is not neutral, it does not deja las cosas como están, it does not accept the compromise with the logic of the world, sino que, por el contrario, enciende el fuego del Reino de Dios allá donde, en cambio, reignan los mecanizas humanos del poder, del mal, de la violencia, de la corruption, de la injustice y de la marginalación”.

Una Iglesia que promueve la cultura del cuidado

In this context, the Pontiff raised his second question: “What can we do together, like the Church, before the world in which we live is more humane, more just, more solidary, more open to God and brotherhood among men?”

“Es evident que no debemos encerarnos en nuestros círculos ecclesiales y quedarnos atrapados en ciertas discusiones steriles, sino ayudarnos a ser levadura en la masa del mundo. Juntos podemos y debemos establishar gestos de cuidado por la vida humana, por la protection de la creación, por la dignidad del trabajo, por los problemas de las familias, por la situación de los ancianos y de los abandonados, rechazados y despreciados. Ultimately, I will be a Church that promotes the culture of care, compassion for the weak and the fight against all forms of degradation, including those of our cities and the places we frequent, before the joy of the Gospel shines in the life of cada uno: este es nuestro “buen combate”.

Saludo de Francisco to the members of the delegation of the Ecumenical Patriarch of Constantinople




Saludo de Francisco to the members of the delegation of the Ecumenical Patriarch of Constantinople

Metropolitanos: Centinelas vigilantes del rebaño

The Pope concluded his homily with a greeting to the delegation of the Ecumenical Patriarchate of Constantinople and his patriarch Bartolomé, but in particular he addressed the metropolitan archbishops present in the blessing of the palios that will be imposed once they return to their episcopal seats.

En comunión con Pedro, ellos están llamados a ‘risantere rapidamente’ para ser centinelas vigilantes del rebaño ya ‘pleaar el buen combate’, nunca solos, sino con todo el santo Pueblo fiel de Dios”.

Solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo en la Basílica de San Pedro

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.