Luisito Comunica rechaza chairón de fan y desaire impulsa su negocio

  • La historia contada por Daniel Gutiérrez de cómo emprendió un sillón para Luisito Comunica acabó en negocio de muebles por redes.

  • Merca2.0 contacted Daniel Gutiérrez before speaking in detail about the controversial chair that Luisito Comunica had.

  • Hay un estudio que revela una practica common en los nuevos entreprendores: apalancar sus negocios de sociales redes y el case de un fan de Luisito Comunica lo demresa.


Luisito Comunica ignored a fan who wanted to meet him in person before giving him a special gift.
Tras el desaire se motivated to put the obsequio a la venta and made an announcement with about 11 million reproductions on TikTok. Esta simple acción lo ha convertido en un influpreneur. ahora tienes pedidos especiales de personalidades como The Commander.

Daniel Gutiérrezde oficio chalán de carpintería, explicó que tras el desplante de Luisito Comunica, tiene a la venta su silla en la que se ven cabezas de palomas talladas, misma que regalaría al youtuber por su apodo “El Palomo”. The only action required was a simple video edited on TikTok and the million dollar number of reproductions before patenting the ability to tell a story, where the influencer is the protagonist.

A tan solo three days de publicar su historia, el video suma cerca de 11 milliones de reproducciones, dando a conocer cómo las narrativas logran alcancer viralidad en redes, con una formula amplemento probada: designer productos especiales en sus emprendimientos y contar esa historia en redes.

Merca2.0 I contacted Daniel through his Instagram account and in a video call for more than one hour, this was shared with the media, the reasons why he motivated me to create a personalized chair with 24 carat gold sheets and what happened después del desaire de Luisito Comunica.

Merca2.0 – ¿Cómo contactaste a la novia de Luisito Comunica?

Daniel Gutiérrez – A mi me toco que, cuando recién el internet se abría al público, tenía un hermano que trabajaba como maestro de computación y yo me metía al internet y ahí fue como me gustó el internet. Fui creciendo y conociendo a los influencers, quise ser youtuber, entonces te empapas en el mundo de la influencia y te da miedo, muchas cosas no saber edita.

Mi tío fue creciendo en el negocio de muebles y con más de años en el negocio le hablé y pedí empleo y mando al área de laquear los muebles, donde su erno me estaba enseñando y después me occuparon en el área de carpintería y yo miraba como cortaban la madera. Me pusieron con un primo de mi edad, quien empezó desde los 14 años a trabajar con su papá.

Me enseñó a hacer muebles, pero me entró la espinita de crear un programa en Youtube y me compre una videocámara con lo que me estaban pagando y me dieron un aguinaldo. El channel se llamaba Págame lo que me debes, que trata de exponer personas que deben dinero, así como el formato de Lizbeth Rodríguez, me costó mucho soltar la idea a alguien, porque desconocía de cómo empezar a grabar y me miraba a la camera y me soltaba a hablar, hablar hablar. Tres años passar y vi a un influencer que se llama Tony Basurto, quien salió en un video de Lizbeth y dije ‘ese wey yo lo conozco’, porque una vez le reparé un cellul en Tijuana donde era yo muy famoso (por las ventas y amabilidad en su trabajo). Le escribí por Facebook y le confesé que quería empezar en Youtube, pidiéndole que si iniciaba me apojara. Pasaron dos años en youtube con video vlogs de mi vida y de un repente me animo y le digo, ‘oye Tony quiero lanzar un programa, Págame lo que me Debes’, hablé con I am Chinchillas y hablé durante una hora por Whatsapp, me he said ‘mira, son actors, se les pay 500 pesos, es difícil pero no imposible’, entonces me gustó la idea del programa. vino Tony Basurto, hablamos y conocí a un amigo que tenia cámara y sabía editar, se llama Marco Morán y sabe motivar, casualmente Dios me acomodó las cosas.

Me metí a páginas de Facebook, busqué actors, los contacté, hice scriptones, tengo tres episodios, los videos salían bien caros y grabamos tres y no nos fue bien, porque el channel de Tony no tenía mucho engagement y fue mi primer proyecto y me know but vencido

Ya los videos nos salían 400 pesos hacerlos (tres personas pagaban esta candidad), pero teníamos que estar dos días de trabajo sin trabajar.

Me agüite, porque era un proyecto que yo pensaba que me iba a ir bien pero me desmotivé, pero yo quería algo en redes sociales y me fui para Tijuana. Cuando estaba allá, estaba deprimido, con sentimentios de esas veces de que la vida no vale para nada.

I started listening to TikTok, I didn’t listen to TikTok, I didn’t listen to TikTok, and I downloaded it before starting the chair of Luisito Comunica in October 2021 that sent me a message. I started watching videos of how TikTok works in the social networks, I liked motivational videos and one of them left me with a coach (…) and I worked in Badabun, I contacted him, I talked to him, he helped me a lot and the other coach helped me que helped me se llama Coral Mujaes, quien dice que nuca te des por vencido, que no negocies con la mente que dice: no puedes, no negocies y si tienes un plan, tienes que hacerlo. Empecé a ver sus videos y me empecé a motivar.

En una de estas vi un video donde te decía que si quieres hacer algo, lo hagas por pasos, que son como escalones, que si tu decisioni es emprerender un negocio ve cómo es, después puedes ver como hacer ese negocio, ella decía ‘enfócate en para qué eres bueno y de eso apaláncate’ y soy bueno creando muebles. Trabajé creando muebles y dije, ‘estaría chido crear un mueble a Luisito Comunica, tiene una marca, Rey Palomo, ‘créale un sillón, a parte lo admiras y dice que crees cosas rares, dice: muéstrale el mundo tus rarezas y después viens y me dices que tal te fue’.

Compré la hoja de madera en Tijuana, imagine que la hija de madera es del tamaño de la cama y le hable a mi primom con mi primo armé el diseño por videollamada, pongo sus palomas aquí, pongo la paloma arriba y differentes cosas, ya había hecho in video en TikTok, donde dije, ‘Luisito Comunica, te quiero hacer una silla en TikTok si me quieres ayudar deposítame y le mandé un mensaje de la cuenta muebles, se lo mandé en October de 2018 en Instagram (de la cuenta Muebles Finos ) cuando trace el sillón, me faltaba dibujar las palomas, tengo un hermano que dibuja muy chingón y le hablé, lo motivé y vino, dibujó, terminamos como a las tres de la mañana, en un día acapé el diseño del sillón con ayuda de mis primos, quedó el diseño y subí un video donde dije, ‘este es el sillón trono del rey palomo que te quiero fabricar, tallado a mano en 34 kilos’.

El video lo grabé en la madarka, era mi segundo video en TikTok referente a Luisito Comunica, lo amé, dormí y al día siguiente tenía 100 mil vistas. Lo etiquetaron, todo mundo me empezó a etiquear, porque si lo admiro y yo bien emociado y que le hablo a mi primo y le dije, ‘oye, crees que me puedan dar trabajo pero dile a mi tío.

La gente me empezó a apoyar y eso es bien bonito, cuando la gente me empezó aa motivar. Yo no estaba interesado en que me menciora, era un reconocimiento porque me estaba recuperando de una depresión donde me cuestioné qué queria algo en mi vida, inclulo desde 2018 que le mandé mensaje a Luisito, dije, ‘yo le quiero vender muebles a influencers que están bien perrones pero valen un billetón’.

Llegué con mi tío y le dije, ‘oye tío, tengo un proyecto’ y me daba chance de ir a grabar, no me pagaba esos días, pero me dejaba grabar y yo lo admiraba un chingo. Es también mucho de la motivation, de querer hacer algo y vender muebles, que me vaya bien vendiéndolos.

Let me know, ‘tengo un proyecto, quiero hacer un sillón; le mostré la imagen y quiero ver si me lo fías y te voy pagando y me dijo, ‘how’ y dije, ‘esto debí decírselo desde antes’.

I arrived in Guadalajara y ese mismo día empecé a trazar el sillón, yo me había llevado una plastico, traces las puras palomas y llegue ese día desde las six de la tarde me quede hasta las 8 de la noche y mi primo se quedó y me enseñó a trazar y subí un video y me dijeron Echale ganas y ningún hate tenía, sumé com 20 mil subscriptores en el lapso de dos a tres días, empcé a trazar, a sacar plantillas, pedía ‘etiqueten a Luisito para que vaya viendo el proceso del sillón’, porque yo sabía que me iba a tardar meses en ello.

Llegó un momento en que me desmotivé, porque el escultor me iba a cobrar bien caro, pedí un loan de 25 mil pesos para las puras palomas, ganaba muy bien y le daba 3 mil pesos a la semana, trabajaba en la carpintería.

Ya cuando por fin fui a recoger el sillon lo subí en TikTok con el audio de un luchador de la WWE y la gente me decía ‘etiqueten a Ari Tenorio’ y yo decía, ‘Ari para qué, entonces vi un video donde Luisito Comunica fue a uno edificios y en TikTok le escribí a Ari y le dije: estoy trabajado un sillón a Luisito Comunica y me dijo, ya se lo enseñé, estamos anciosos de poder verlo terminado.

A los cuatro meses le escribí y le pedí una dirección para entregarle el sillón y le escribí, ‘Ari dónde puedo enviar el sillón a Luisito Comunica y me mandó una dirección por privado en Instagram y me decía, ‘esta es la dirección’.

Suddenly, Ari sent me a message that says: ‘Daniel, I’m sorry, I can’t concretize my cita with Luisito, I have an agenda very busy, I hope I’ll end it xoxo.’

Una silla before Luisito Comunica

Los emprendreros recurren a redes sociales para dar a conocer su trabajo, solo que algunos son ignorados o no complen con las expectaziones de estas personidades, por lo que sus initiativas acaban en amargas historias virales, pero al final del día detonan la promotion de sus productos y la exposición de sus marcas.

The business has made social networks its best showcase and communication channel with potential consumers. Inside the studio “La Fuerza del Emprendedor Latinoamericano” que Amway condujo, se descubrió que el 87 por ciento de los emprêndores hace uso de las redes sociales para iniciar un negocio. En mediao de este escenario crece un perfil increasingly popular online: ser “influpreneur”.

Hay tres casos de historias en que emprêndores han buscado apoyarse de influencers. El chalán de carpintería Daniel Gutiérrez, quien quiso regalar una silla hecha a mano a Luisito Comunica. El sastre Alan Giovanny De Castro Camargo, con un traje que diseñó a Soy Mirrey que acabó mal y el designer Mauro Nayem, quien like De Castro, también emprendió una camaña en TikTok, pero llamar la attention de Ángela Aguilar y regalarle un vestido regional , esta acción acabó sin éxito.

@soyquiensoyoficial #paraty #viral #luisitocomunica ♬ Demasiadas Mujeres – C. Tangana
@mauronayem Reply to @karlavillaz2003 #fyp #viral #yosoycreador @angelaaguilar_ ♬ Lonely – Justin Bieber & Benny Blanco
@allangerardomx #dúo con @soymirrey what do you think? #soymirrey #design #traje #fashion #viral #paraty ♬ original sound – FINO.

“Influpreneurs”

Ser Influpreneur ha llevado a un chalán de carpintería to become an “influpreneur”, role que crece en redes sociales, donde es más común ver a usuarios que emprender la sale de products o servicios adaptados a sus seguidores. Un caso tremendamente successto al respecto es el de Anna Sarellyquien pasó de ser influencer promedio a una “influpreneur”, con la venta de bolsas que llevan su marca personal y que lo mismo han ganado polemica que recognimiento, por incluso aparecer a la venta en Palacio de Hierro.

Martha Debayle is another great example of “influpreneur”pues ha pasado de ser una personalidad mediática a aquilatar su trajectory en influencia dentro de redes sociales y, ahora, a vender con ayuda de estas platforms ropa, maquillaje y productos para el cabello.

Ante este nuevo role en redes, una técnica recurrente es la de contar historias protagonidadas por public figures como Ángela Aguilar, Soy Mirrey y Luisito Comunica, para incrementar el alcance del producto que se les intenda oferer.”

Emprendimientos influyentes

With about 11 million reproductions of the TikTok video that Daniel Gutiérrez uploaded to his account, the fan became an “influpreneur” by selling the chair that he couldn’t give to Luisito Comunica.

The virality is the common in these stories where “influpreneurs” try to contact public figures before showing the product they elaborate and want to give away, but with negative results, the activations check the effectiveness of the networks before their new businesses, at least giving a conocer sus marcas con reproductions de cientos de miles o miliones de veces.

Now read:

Leave a Reply

Your email address will not be published.