Regular fruit intake generates greater mental wellbeing and fewer symptoms of depression, according to a study

Both fruits and vegetables are rich in antioxidants, fibers and essential micronutrients that favor the optimal functioning of the brain, but these nutrients can be lost in cooking (Getty Images)
Both fruits and vegetables are rich in antioxidants, fibers and essential micronutrients that favor the optimal functioning of the brain, but these nutrients can be lost in cooking (Getty Images)

Las personas que comen fruta con frecuencia son más propensas a manifestar un major bienestar mental positivo y tienen menos probadidas de presentar symptoms de presión que las que no lo hacen, según una nueva investigationa de la Facultad de Ciencias de la Salud y de la Vida de la Universidad de Aston (United Kingdom).

Los resultados, publicados en la revista científica British Journal Of Nutrition, sugueten que the frequency with which we eat fruit is more important to our psychological health than the total quantity that we consume during a typical week. The team also discovered that las personas que comen aperitivos salads, como las papas fritas de paquete, que tienen pocos nutrients, son más propensas a tener mayores levels de ansiedad.

The study surveyed 428 adults from all over the United Kingdom and analyzed the relationship between their consumption of fruit, vegetables and sweet aperitifs and salads, and their psychological health. After taking into account demographic and lifestyle factors such as age, general health status and physical exercise, la investigación descubrió que tanto la fruta rica en nutrientes como los aperitivos salados pobres en nutrientes pereciana estar relacionados con la salud psychologica. También descubrieron que there is no direct relationship between the consumption of vegetables and psychological health.

Las persons who frequently consume food that is poor in nutrients (as in papas fritas) are more likely to suffer
Las persons who frequently consume food that is poor in nutrients (as in papas fritas) are more likely to suffer “quotidian mental lapses” (known as subjective cognitive lapses) and report less mental well-being (Getty Images)

According to the survey, cuanto más a menudo se comía fruta, más baja era la puntuación de la depresión y más alta la del bienestar mental, regardless of the total amount of fruit intake. Meanwhile, las personas que consumían con frecuencia alimentos salados pobres en nutrientes (como las papas fritas) eran más propensas a sufrir “lapsos mentales cotidianos” (conocidos como fallos cognitivos subjetivos) ya informar de un menor bienestar mental.

A greater number of slips associó with a greater number of symptoms of anxiety, stress and depression, and with a minor puntuación de bienestar mental. But on the contrary, no se observó ninguna relación entre estos fallos de memoria cotidianos y la ingesta de frutas y verduras o de de aperitivos dulces, lo que sugiente una relación única entre estos aperitivos salados pobres en nutrients, los fallos mentales cotidianos y la salud psychologica.

Algunos ejemplos de estos frustratinges mentales lapses daily were forgetting where they had placed the objects, forgetting the purpose of entering certain rooms and being unable to recover the names of acquaintances whose names were in the “punta de la lengua”.

“Nuestros resultados podería sugerir que picar frecuencia alimentos salados pobres en nutrientes puede aumentar los lapses mentales cotidianos, lo que a su vez reduce la salud psychologica” (Getty Images)

“Se sabe muy poco sobre cómo la dieta puede afectar a la salud mental y al bienestar, y aunque aquí no examinamos directamente la causalidad, nuestros resultados podería sugerir que picar con frecuencia alimentos salados pobres en nutrientes puede aumentar los lapses mentales cotidianos, lo que a su vez reduce la salud psychologica”, explica la autora principal, la estudiante de doctorado Nicola-Jayne Tuck.

Other studies have found an association between fruit and vegetables and mental health, pero pocos han analizado la fruta y la verdura por separado, y aún menos evalúan tanto la frecuencia como la quantity de la ingesta. Tanto las frutas como las verduras son ricas en antioxidantes, fibra y micronutrientes esenciales que favoresen el funcción optimal del cerebro, pero estos nutrientes pueden perderse al cocinarlos. Como es más probable que comamos la fruta cruda, esto podría explicar su mayor influencia en nuestra salud psychologica.

Al igual que la intrincada relación entre el intestino y el cerebro, la dieta y la salud mental están inextricablymente vinculadas, y la connection entre ellas va en ambos sentidos: la falta de buenas opciones dietéticas conduce a un aumento de los problemas de salud mental, y los problemas de salud mental a su vez conducen a los malos habitos alimenticios.

Cuando una persona está con el ánimo más alicaído, el cognitivo sobre la alimentación falla y comer algo grasiento es lo más fácil y automático. Es muy habitual tener hábitos poco saludables, por ejemplo, el consumo de sustancias tóxicas como el tobacco y el alcohol, así como de alimentos ricos en ultra procesados ​​y azúcares, harinas refinadas y fatas saturadas. Estos alimentos, aunque muy sabrosos, son muy pobres a nivel nutricional. Una nutrition saludable es clave para llevar un estilo de vida sano y proteger la salud mental.

FOLLOW THE LEGEND:

The 6 best foods for the brain, according to a Harvard nutritionist
The Mediterranean diet will help young men overcome depression
Cómo treatar y que decir a una persona que está sufriendo depresión

Leave a Reply

Your email address will not be published.